Actualmente, los hispanos son la minoría más numerosa de los Estados Unidos. Los expertos predicen que la población hispana seguirá creciendo a un ritmo muy acelerado. Se espera que para el año 2050 aproximadamente uno de cada tres habitantes sean hispanohablantes, lo cual equivale a 132.8 millones de personas. Este cambio demográfico en la población de Estados Unidos representa una gran oportunidad ministerial en nuestro propio territorio.

El ministerio Hispano de MNA está comprometido a apoyar a los presbiterios, las redes de plantación de iglesias y las iglesias locales para que sean más eficaces en sus esfuerzos de plantar iglesias a través de:

1. Divulgación de la visión de llevar el evangelio a los hispanos;

2. Asesoría; y

3. Búsqueda de recursos.

Nuestra esperanza es alcanzar la cosecha Hispana en los Estados Unidos a través de nuestros esfuerzos de plantación de iglesias.

No debemos pensar únicamente en alcanzar los hispanos que no dominan el inglés. El grupo de hispanos que hablan inglés es el que está creciendo más rápidamente dentro de la población hispana en Estados Unidos. La iglesia prácticamente ha perdido a los hispanos de segunda generación porque históricamente las diferentes denominaciones no les han dado prioridad a los hispanos que hablan inglés. En el pasado, la PCA ha concentrado sus esfuerzos en la población hispanohablante, a pesar de que en realidad es más fácil llevar el evangelio a los hispanos que hablan inglés y se identifican con la cultura estadounidense.